lunes, 15 de octubre de 2012

SPANK O EL ARTE DEL AZOTE

Una de las disciplinas del BDSM es el spank, o el arte de azotar, como todo tiene su manera de realizarse para que llegue a ser un castigo "placentero".
Algo que no se debe olvidar es que debe ser gradual, si se empieza con demasiada contundencia, a parte de acortar la sesión, se transforma en una sesión de tortura.
Se debe calentar previamente la o las zonas a azotar, ir consiguiendo una temperatura adecuada para conseguir que el dolor pase a ser un placer.
En mi caso, unos azotes con la mano subiendo poco a poco la cadencia y la intensidad, van provocando un deseo y una calentura que me permiten pasar a niveles superiores ya sea con la palmeta de cuero o el látigo de colas.
 Nunca he probado la vara, pero creo que no estoy preparado para un nivel tan alto de castigo como el que supone el uso de la vara. Si bien, he tenido sensaciones extraordinarias siendo azotada con la palmeta o el látigo, incluso he llegado a estar a punto de correrme al recibir los azotes en mi polla erecta y mis pezones, tambien es cierto de que fueron precedidos de un correcto calentamiento y eso me permitió experimentar sensaciones inenarrables.
Aqui se puede apreciar como mi culo iba adoptando un tonillo colorado con los azotes.


Al empezar...
Con unos azotes...
La progresión de una sesión, podría ser la de las siguientes fotos:
Con la mano para calentar...
Palmetas..
Látigo...
Fusta..
Y vara..


Y ,para concluir, un pequeño clip con una perversa belleza ejercitando el arte del azote sobre un afortunado sumiso..
video






No hay comentarios:

Publicar un comentario